Programa de la candidatura de UGT para las elecciones sindicales 2020 del Centro de Lenguas Modernas

Aún vive la confianza: que, mientras dura la vida, es necedad conocida desesperarse del bien. (Miguel de Cervantes, Los baños de Árgel)

La situación económica y laboral de los últimos años en el CLM Granada se ha vuelto lamentable, ya que nuestro centro de trabajo cada vez pierde más mercado o queda fuera de éste por una falta de visión de futuro y por decisiones erróneas tomadas en su momento, decisiones muy cortoplacistas que se acometieron sin analizar debidamente las repercusiones futuras para el CLM y su personal, sin estudiar ni querer ver la evolución de nuestros sectores de mercado, sin observar los rápidos cambios que se producen en el mismo, y con una planificación docente a menudo demasiado estructuralista y obsoleta para las necesidades de nuestro alumnado. Todo ello ha puesto en peligro la carga de trabajo de todo el personal debido a una disminución progresiva en el número de matriculas efectuadas, lo que nos ha llevado a momentos de graves pérdidas económicas que ponen en peligro la viabilidad de la empresa. Además, la única respuesta ante esta situación por parte del Consejo de Administración y de quienes rigen nuestro centro, ha sido echar mano de despidos que no han sido más numerosos por circunstancias ajenas a la gestión, como haberse producido una disminución de la plantilla debido a que algunas compañeras y compañeros han preferido optar por otros trabajos o porque se han sucedido jubilaciones. Toda esto crea una situación de inestabilidad laboral que presiona inevitablemente al conjunto de todo el personal laboral, que vemos cómo peligran nuestros puestos de trabajos. Esta situación no proporciona el ambiente más favorable para desarrollar nuestras funciones y tareas día a día.


A todo lo anterior se le suma que la pandemia COVID19 y -aunque por causas ajenas a nuestro centro de trabajo- la mala gestión de los ERTE vienen acarreando problemas de todo tipo que han puesto de manifiesto la precariedad laboral real de la empresa, que puede ser barrida de un plumazo en unos meses al no lograr seguir manteniendo a sus trabajadores y entrar en una situación de quiebra técnica que podría acontecer cuando ya estemos muy cerca del reinicio de la actividad presencial.

Siendo el CLM un centro reconocido internacionalmente, puerta de entrada de los estudiantes extranjeros de la Universidad de Granada (UGR) e imagen de la misma en todo el mundo, desde la lista electoral de UGT creemos que es el momento de abordar seriamente la integración de la plantilla de trabajadores de la Empresa Pública Formación y Gestión de Granada (CLM) en la UGR, y que llegado el caso de que el CLM no pueda hacerse cargo del pago a sus trabajadores, sea la universidad de Granada como propietaria única de Formación y Gestión de Granada S.L.- la que se responsabilice subsidiariamente de la empresa. La UGR ha planteado ya las medidas para el curso 2020-2021, entre las que la rectora Pilar Aranda ha destacado que “hay que dar solución al hecho de que casi un 40% del profesorado universitario sea asociado”, y respecto a los estudiantes de movilidad internacional ha declarado que si bien pueden disminuir entre el 30 y 40%, “seguimos siendo la primera universidad española en movilidad internacional”. Además, la UGR espera recibir 13 millones de euros del fondo COVID.

Ante los infructuosos intentos de aumentar las matriculas y los ingresos debemos recurrir a nuevas fórmulas que permitan la supervivencia de la entidad. El CLM que conocimos ya no existe, nos encontramos en la encrucijada de un nuevo CLM y tenemos que ir a por todas para que siga más actualizado, más vivo y más competitivo ante el resto de ofertas que encontramos en empresas de nuestro mismo sector. Algunas medidas ya están dando resultados: los ímprobos esfuerzos por la integración del CLM en la vida cultural de la ciudad está siendo bien recibida. No obstante, deberíamos ampliar esta faceta mediante colaboraciones con otras instituciones como el Ministerio de Cultura, el Instituto Cervantes o el Centro Andaluz de las Letras. También se podrían fomentar las visitas culturales en directo, con la participación activa de los estudiantes. Todo ello exige un esfuerzo en innovación e investigación acorde al ideario de la UGR “para constituirse hoy en referente por la calidad de su docencia e investigación”.

En tanto se negocie con la Universidad de Granada la integración en ella, la situación real del centro nos hace demandar una serie de puntos que consideramos urgentes y de máximo interés en estos momentos para el normal desarrollo de nuestros trabajos y mejora de la situación actual del la empresa.

Estos puntos son los siguientes:

– Creación de un calendario y plan para la integración del personal del CLM como miembros de pleno derecho de la UGR. – Negociación y control de los criterios para aplicar los porcentajes de los ERTE, impidiendo un endurecimiento de los actuales. – Subida en los porcentajes de los contratos para los puestos de trabajo en los que se está demostrado día a día un aumento de actividad. – Tomar medidas y posicionarse negativamente ante un futuro ERE parcial o total, recordando que la UGR tiene la responsabilidad subsidiaria por ser propietaria de la empresa publica. – Creación de grupos de trabajo para la mejora y puesta en marcha de nuevos proyectos en línea, la aplicación de la medidas que emanará de la futura ley de Regulación del Teletrabajo, y la actualización y renovación de la formación de los trabajadores. Para ello sería imperativo la creación de un departamento de I+D+I que trabajando en coordinación con marketing, informática y formación -y bajo la supervisión de dirección- pueda dar amplia respuesta a las nuevas exigencias del mercado de la enseñanza / aprendizaje de idiomas. – Dotación a la sección de informática de los medios necesarios para la realización de estos proyectos. – Incremento de la colaboración con otras entidades, tanto públicas como privadas, para seguir integrando al CLM en la sociedad granadina. – El comité de Prevención de Riesgos Laborales y Salud Laboral tiene que adaptarse y formarse ante la situación creada por la COVID y ser una herramienta fundamental para la organización y control de las medidas adoptadas, y de todas aquellas que las Autoridades Sanitarias puedan adoptar mientras dure la pandemia. – Cumplimiento del convenio en lo referente a la promoción del personal, movilidad y organización del trabajo: tanto del personal docente, como el administrativo y el de servicios tiene que ajustarse a este marco. Todas las situaciones que pudieran ser constitutivas de un cambio sustancial o parcial en las condiciones de trabajo de cualquier trabajador, deberá ser comunicado y dado por bueno por el futuro Comité de Empresa. – Preparación por parte de CLM/UGR de un plan de jubilaciones incentivadas.

Por todo ello, compañeras y compañeros, os pedimos vuestra confianza y vuestro voto para poder realizar ese importante viraje hacia la integración completa en la UGR. Una candidatura con el máximo de apoyos es necesaria para poder crear un nuevo comité que ilusione y luche por los derechos de todo el personal laboral, un comité que sabe que para llegar con éxito al destino las líneas rectas no son siempre la mejor de las soluciones.

Candidatura UGT a las Elecciones sindicales del Centro de Lenguas Modernas de la Universidad de Granada

Granada, a 20 de septiembre de 2020

📄 Programa de la candidatura de UGT PDF:

https://cutt.ly/dfJMVDV

📽Enlace Video de la candidatura en you tube:

https://youtu.be/N16WnTF5t28

#EleccionesSindicales

Creado por la Sección Sindical de FeSP - UGT de la Universidad de Granada    2012  FeSP-UGT UGR