NEGOCIAR NO ES SER EL MENSAJERO DE LA GERENCIA

NEGOCIAR NO ES SER EL MENSAJERO DE LA GERENCIA

La verdad es que no deja de sorprendernos como una de las Organizaciones Sindicales, que se denominan entre ellos “independientes”, se ha convertido en el brazo ejecutor de la gerencia, más allá de estar en línea con la parte social, se dedican a hacerle la ola a este equipo rectoral. Aún más, se dedican a realizar juicios de intenciones sobre las otras organizaciones sindicales.

Uno de los principios de la negociación colectiva es el de la buena fe negociar entre las partes, y cuando una de ellas se dedica a retorcer la información vertiendo opiniones y juicios de valor que nada corresponden a la realidad, cuando se omiten de forma intencionada las razones de la decisión de solicitar un poco más de plazo, el clima no es el más adecuado.

En toda negociación hay unos plazos para estudiar la documentación, no es posible no recibir los documentos o recibir solo parte de ellos el día anterior, así, cuando en las reuniones de la Mesa de Negociación llevadas a cabo la semana pasada, para tratar las plazas del próximo Concurso de Méritos, solicitamos a la gerencia tener la documentación para el viernes día 23 para poder estudiarlo y preparar la reunión que se iba a celebrar el día 27 de abril, lo hicimos porque era lógico tener un plazo razonable y poder detectar posibles errores. Parte de la documentación solicitada a gerencia no nos llegó hasta la mañana del día 26 de abril, estableciéndose un plazo de menos de 24 horas, y además, de una forma parcial, ya que no estaba toda la documentación de las plazas que le solicitamos.

Podemos entender que el sindicato referido, que acata todo lo que venga de gerencia sin más, no necesite ni documentación ni plazos, al fin y al cabo, venga lo que venga, le darán el visto bueno, la gerencia con ellos lo tiene fácil.

En nuestro caso, como Sindicato responsable, necesitamos tener toda la documentación para poder estudiarla y comprobar si faltan plazas para incorporarlas en el Concurso. Más allá de sospechas infundadas y de pataleos absurdos, nuestro motivo se llama “responsabilidad” de que los documentos que se aprueben en Mesa de Negociación estén estudiados, recogiéndose todas las plazas reales que existen para ser cubiertas.

Aún hay tiempo suficiente para acordarlo en la Mesa de Negociación e incorporarlo al Orden del Día del próximo Consejo de Gobierno, del día 3 de mayo.