EL RECTORADO UTILIZA EL DECRETO DE LA SOBRECARGA HORARIA PARA CREAR NUEVOS TÍTULOS A COSTA DE AUMENT

La situación de recortes generalizados a los que están sometidas las Universidades, nos exige rigor y moderación en las previsiones; y, sobre todo, no castigar más a los trabajadores. A pesar de ello, la Universidad de Granada ha decidido aprobar nuevos títulos, sin la previsión adecuada de nuevas dotaciones de profesorado, haciendo recaer la carga docente en el profesorado ya existente.


La inclusión de esta lengua se realizó en el  curso 2013-14, posteriormente a la aprobación del grado, lo que indica el alto grado de improvisación y de irresponsabilidad que hubo, ya que la congelación de la oferta pública empleo estaba en vigor desde diciembre de 2011 con el Real Decreto Ley 20/2011. De este modo, se hizo recaer toda la docencia sobre el profesorado del ámbito de conocimiento de Filología Alemana del Departamento de Filología Inglesa y Alemana. La inclusión de alemán en el módulo de Lengua Minor supone una carga total de 48 créditos más de los que ya tenía adjudicado el ámbito de conocimiento, que en ese momento ya tenía a su profesorado por encima de los 24 créditos, sin previsión de contratación de nuevo profesorado que cubriera esa docencia añadida.

FETE-UGT de la UGR ha venido informando de las consecuencias de la aplicación del Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de “Medidas Urgentes de Racionalización del Gasto Público en el Ámbito Educativo”, en el que se altera gravemente la dedicación del profesorado recogida en las leyes universitarias, laborales y de la función pública; incrementando unilateralmente la carga horaria presencial de la mayoría del profesorado. Desde el rectorado se nos ha venido asegurando que su aplicación, el incremento de la docencia más allá de los 24 créditos, sería muy limitada y siempre respetando lo aprobado en el punto 1.6 del POD 2014-15, que dice textualmente…los Departamentos aprobarán planes de asignación de tareas docentes que contemplen medidas tendentes a un reparto equilibrado de la docencia.

Ahora comprobamos que en el caso de la Filología Alemana se hace un uso abusivo de un decreto que nunca debía haber aplicado el rector. Se hace ostentación de recursos creando un título nuevo, en época de restricciones; no se hace previsión de dotación de nuevo profesorado; y se hace recaer la carga en el profesorado ya existente, lo que no nos lleva a concluir que la aplicación del decreto tiene detrás otras razones no confesadas que pueden llevar a abusos futuros sobre los trabajadores.

Nuestros peores temores, sobre las consecuencias de la aplicación en la UGR de RDL 14/2012 de la sobrecarga horaria, se han cumplido.  Por ello, continuaremos con las denuncias en los juzgados, apelando el recurso del PDI contratado y manteniendo el del PDI funcionario, que ha apelado el rectorado. Llegaremos hasta el final.


Creado por la Sección Sindical de FeSP - UGT de la Universidad de Granada    2012  FeSP-UGT UGR