EL CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL, DEL QUE FORMAN PARTE LOS SINDICATOS, SE OPONE A QUE LAS MUTUAS PUEDAN


El Pleno del Consejo Económico y Social (CES), integrado por sindicatos y  empresarios, valoró el anteproyecto de ley de Mutuas del Gobierno, con numerosas objeciones al texto, entre ellas la posibilidad de que estas entidades puedan dar altas médicas en procesos de incapacidad temporal (IT) si los Servicios Públicos de Salud no responden en un plazo de cinco días.

En concreto, el CES no comparte que la norma amplíe las facultades de las Mutuas en la gestión de la incapacidad temporal al permitirles realizar a sus médicos propuestas de altas “presuntas”. Para el Consejo, no resulta admisible legalmente que como consecuencia de la inactividad de la Administración, es decir, de su falta de respuesta en cinco días, resulte perjudicado el trabajador con la retirada de la prestación económica.

Igualmente, el CES pide que tampoco se le conceda a las Mutuas un mayor control en las bajas por incapacidad temporal, las organizaciones empresariales han anunciado que van a presentar un voto particular al dictamen sobre esta cuestión.

El CES apuesta en su dictamen por mantener la naturaleza jurídica de las Mutuas, asegurando su carácter privado como asociaciones de empresarios, y no comparte la nueva denominación que el anteproyecto recoge para estas entidades (Mutuas de la Seguridad Social en vez de Mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales).

LOS EMPRESARIOS Y EL GOBIERNO PRETENDEN MODIFICAR LA ACTUAL REGULACIÓN DE LA INCAPACIDAD TEMPORAL

La CEOE discrepa del dictamen del CES, a pesar de formar parte de este organismo, sobre la reforma legal que prepara el gobierno.


Así lo hizo constar la CEOE en el voto particular que ha presentado al dictamen elaborado por el Consejo Económico y Social (CES) sobre este anteproyecto de ley.

Defiende, también, la patronal que las Mutuas deben gestionar la prestación de baja por incapacidad temporal “con igual alcance” que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que sí tiene reconocida esta competencia.

La postura de los sindicatos rechaza las pretensiones de la patronal y el gobierno y ha quedado clara en el dictamen aprobado en el CES. Las Mutuas deben mantener sus competencias actuales, sin suplantar a los organismos públicos que deben decidir sobre las altas y bajas laborales.

Artículo extraído:http://www.ugr.es/~feteugt/cafetera/la_cafetera_74.pdf

Creado por la Sección Sindical de FeSP - UGT de la Universidad de Granada    2012  FeSP-UGT UGR